A MI MEJOR AMGA

Comienzo esta carta porque es necesaria. Podría decírtela por teléfono o con mensajitos de whatsapp, pero me provoca escribir por varias razones: porque tengo tiempo de corregirme (sabes que casi nunca me equivoco pero bueno), porque es bastante tarde (mi hijo se acaba de dormir después de un arrebato de “vamos a jugar a jalarle el pelo a mi mamá” y ya terminó Esto es Guerra así que no me queda más en la vida) y porque quiero (esta es la razón más madura de todas).

Quería decirte muchas cosas y no sé por dónde comenzar, así que comenzaré por todos lados y en desorden. Nunca te ha costado entenderme, así que no veo que esta vaya a ser una excepción.

Gracias.

GRACIAS por no decirme “LOCA” cuando sé que muchas veces lo has pensado. Por suspirar y, en el mejor de los actos de amor, quedarte callada cada vez que te he llorado porque me he sentido abrumada con el hecho de ser madre. Sé que no entendías ni un joraca de lo que te estaba hablando en ese momento (porque uno recién comprende esas cosas cuando es mamá) pero también sé que con todas tus fuerzas intentabas ponerte en mis zapatos (que es casi parecido al que yo intente ponerme en los zapatos de un astronauta porque llevé Cosmología en Estudios Generales en la Universidad). POR ESO, gracias.

Gracias por no vomitar y salir corriendo gritando mientras te comentaba sobre mis pezones. OHHH mis pobres y adoloridos pezones! Que sangraban! OHHH si cuánto sangraban! Me queda de este tema sólo decirte que disfrutes de los tuyos, que los cuides y que, hasta que no des de lactar a tu bebé, los trates como tu mejor tesoro. Ahora, si aún sigues leyendo esta carta y aún no estás huyendo despavorida, GRACIAS de nuevo.

Sé (y sé que sabes….y sé que sabes que yo sé) que cuando una es mamá cada vez tiene menos tiempo para estar con sus amigas. Los días se pasan volando entre biberones, papillas, siestas y todo vuelve a comenzar una y otra vez. Y no importa cuánto se prometa una “no dejaré de verlas ni de juntarme con ellas todas las semanas”…termina sucediendo. Nuestros hijos absorben mucho de nuestro tiempo y es eso o el cansancio al final del día, lo que nos hace a veces decidir por una camita calentita y una peli, a salir a tomar algo por ahí al bar de moda. Y sé que lo entiendes. Y te adoro por eso. Porque ni una sola vez en estos 14 meses que tenemos a JI entre nosotros me has dicho “pucha!!! Malazo que no puedas venir alucinaaaa” (es broma, no hablas así. Si hablaras así ya no seriamos amigas)

Gracias por hablar sin esperar que te responda. No, no te estoy diciendo loca. Sólo me refiero a todas esas veces que vienes a vernos y terminamos las dos en el piso jugando con Josito. Y sé que venías porque tenías algo importante que contarme, pero al final terminamos hablado de Nestum y de la fórmula. Nunca creas que no te escucho…lo hago. Las mujeres, por ser mujeres, podemos hacer varias cosas a la vez, y créeme que puedo cambiarle el pañal, preparar el biberón, quitarle la mano de la boca, buscar su chupón y escucharte con toda la atención del mundo al mismo tiempo.

Si todas las mamás tuvieran una mejor amiga así…el embarazo, el post parto, el hecho de ser madre…todo, TODO sería más fácil. (y si esa amiga bebiera tanto vino como bebes tú, sería aún mejor)

Para terminar, gracias por recordarme a mi. Por no dejar que me olvide nunca de cómo era todo esto antes de convertirme en mamá. A veces es necesario ese tipo de nostalgia para sentirse un poco más viva y para saber apreciar el hoy.

Podría escribir por horas, pero al final de cuentas esto es un blog y estoy posteando la carta aquí…no vaya a ser que algunos se cansen de leer…y ya sabemos que el tema de la comprensión de lectura no está muy bueno en el país.

Termino tu carta deseándote la felicidad más grande del mundo. Ojalá te cases y tengas hijos (muchos, millones) y te vuelvan loca. Ojalá que lloren, que pataleen, que les cueste dormir, que no se quieran quitar el chupón y que te hagan pila encima…y sobretodo…ojalá…te vayas a dormir todos los días con una sonrisa de oreja a oreja por saber que este día, a pesar de duro, ha sido hermoso porque lo pasaste con tus hijos y no hay nada mejor que eso.

Te adoramos!!!!!!!!

Anuncios

Escrito por

Mamá de dos niños y esposa, obsesionada con los detalles, los horarios, y la organización! Creo que la maternidad TIENE que ser divertida! Tenemos que aprender a tomar todo con humor para sobrevivir a este sube y baja emocionante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s