De Los Némesis De Toda Madre Primeriza

En definitiva…a todas se nos hizo un poco duro el ser mamás (al menos la primera vez)….y a la que diga que no, le mando una patada voladora y un abuket a la distancia.
Es algo difícil! Quizás no para todas en la misma medida, pero como es algo nuevo y nada te entrena para esto…sencilla la cosa no es! PERO…muy aparte de que para ti pueda tener un nivel de dificultad “esto de criar hijos lo llevo en la sangre” o “no entiendo por qué no puedo ponerle un poquito de vino al biberón”…en nuestro día a día nos vamos a encontrar con personas o cosas que nos dificultan aún más esto de ser mamacitas de estreno.

Déjame contarte las mías.

En primerísimo lugarmis tetas (si te dio palta o vergüenza la palabra…perdóname que sea tan brusca y frontal…pero eso justamente son…no les voy a decir “pechos” o “busto”…NO…porque no tengo 50 años y porque aún no llego a ser “amixer never enemixer”…Tetas les digo y les diré siempre) Cuando digo que uno de mis enemigos fueron mis tetas me refiero a esas que tienes apenitas das a luz…las enormes cargadas de leche, las que chorrean, las que duelen, las que no dejan que ninguna blusa te cierre. Yo me ponía los pañitos esos que parecen toallas higiénicas pero para el sostén…nada funcionó. Me metía a la ducha y apenas me estaba secando con la toalla…tenía que meterme de nuevo porque comenzaba a chorrear… Eeeen fin…sin control. Esto sin contar aún la VENAZA que te sale desde el cuello y te recorre todo el pecho. Bieeeen sexy me veía con mi vena.

En el casillero número dos...La magnífica Depresión Post Parto. Que se resume en llorar llorar llorar y llorar un poco más, breves momentos de lucidez para luego llorar nuevamente, mezclados con un cierto delirio de persecución y a la vez sensaciones de soledad absoluta. Ustedes saben, locura sin adornos. Recuerdo haberle preguntado a mi hijo de 1 mes de nacido “POR QUÉ NO PARAS DE LLORAR?!?!?!?!?!”… 1 mes…no sé qué estaba esperando que me responda. Entienden? Locura absoluta inmanejable y perfecta.

Number Three…Pupú/caca/pufi, como quieran llamarlo. Esa cosa que al principio es negra petróleo y sale del cuerpo de tu hijo…y te das cuenta de que es imposible de limpiar y te preguntas si esto es normal o algo malo está pasando con este niño. Déjame decirte que la cosa no mejora con el tiempo…cambia de color, pero no mejora. Espera a que coma sal, a que coma sólidos. SUERTE. Pero no sólo me refiero a nuestros hijos, si no a nosotras. Alguna se moría de miedo de sentarse a hacer luego de su cesárea???? Me metieron tanto miedo con este tema que estuve a punto de desmayarme antes de decidirme a ir al baño. Al final no fue tan terrible, creo que peor la pasaba aguantándome jajaja SI SE PUEDE, SI SE PUEDE!

Cuatro. Gérmenes, gérmenes everywhere. Me volví loquita con el antibacterial. Me costó hasta sacar a mi hijo de su cuarto. No quería que se resfriara o le diera algo… Se me dio por bañar a todos los visitantes con gel antibacterial. “Qué? Acabas de toser?…toma una mascarilla”. SI. Una mascarilla. Me volví loca pero ya pasé esa etapa…No es que ahora me encante que lama el tacho de basura, pero al menos no me jalo de los pelos si se pone el chupón en la boca cuando segundos antes vi que se cayó al suelo.

Este es JI y tiene en la boca su Transformer! Previamente lo ha paseado por todo el suelo.

Chinqüe (en italiano pues. Obvio) Sueño. Pasa que cuando eres una mamá de estreno tienes sueño SIEMPRE. Das de lactar y te da sueño, miras a tu hijo y te da sueño, hablas y te da sueño. Respiras y te da sueño. Es absolutamente normal. Tus noches, desde que diste a luz, no han sido las mismas. No logras dormir más de 2 horas seguidas por la noche. Estás agotada. Y cualquiera que haya sido la persona que se inventó eso de “duerme mientras tu bebé duerme” estaba trastornada. No sirve, no funciona, así no es la cosa. Me duermo con mi hijo y quién se supone que lava los biberones, la ropa, hace el almuerzo, barre la sala, limpia los platos… quién? Me duermo cuando mi bebé duerme y la casa se me cae a pedazos. Por cierto…cabe mencionar que los que se la pasan diciendo “He dormido como un bebé”…queda clarísimo que nunca han tenido uno. Los bebés NO duermen…En todo, podrían decir de ahora en adelante “He dormido como un papá”. Jajaja QUE TAL?

Puesto Seis. Las mamás que lo saben todo…porque claro…tú no sabes nada… Aquí vienen a las que no les importa si su hijo tiene un mes más que el tuyo o 15 años más que el tuyo. Esta mujer simplemente lo conoce TODO. Y si no lo conoce, habla como si lo conociera. Y habla y habla y habla. Comienzas a preguntarte por qué no ha escrito un libro hasta el día de hoy o por qué no da conferencias. Puede hacerte sentir más calmada y tranquila y puede hacerte sentir como la más estúpida del universo (al mismo tiempo). Cuidado. Corres el riesgo de volverte una de ese clan si es que no aprendes a controlar la lengua frente a mamás de estreno.

Siete. El resto del mundo con los “mejores consejos”. Saben a quiénes me refiero, no? Esas personas que te encuentras cuando vas a comprar a la esquina y que te dice que tu niño está llorando mucho porque lo estás cargando mal o que no le estás sacando bien los chanchitos. Esos que ni siquiera tienen hijos pero que les encanta decirte qué estás haciendo mal con el tuyo. Simplemente genial.

Y en último lugar con un “mea culpa” de por medio…Mi marido. Al menos durante los primeros meses de vida de mi hijo. Es que lo cargaba mal. Lo acostaba mal. Le daba el biberón mal. Lo bañaba mal. Lo secaba mal. Le hablaba mal. Respiraba al costado de él mal. Todo hacía mal. EXACTO. Me estaba volviendo loca. No es que lo hiciera mal en realidad, es sólo que no lo hacía como yo (por ende, estaba mal). Creo que nos pasa a muchas mamás al principio (con riesgo a que pueda extenderse hasta que nuestros hijos cumplan 25 años)…y es tan difícil dejar ir esa sensación!!!! (Let it go hermana! Let it go!!!). Me tomó algo de tiempo darme cuenta de que tenemos un estilo diferente y ninguno es perfecto o totalmente equivocado…somos diferentes y ESO es algo que tengo que apreciar (Still working on it).

Estos somos nosotros…sonriendo…naturalmente

Luego de mi soberana catarsis creo que puedo irme a dormir habiéndome quitado un peso de encima (en sentido figurado…porque en realidad me terminé el turrón de Doña Pepa que me compré en Wong en la tarde)…(no me juzguen…me estaba haciendo ojitos)

Y ustedes qué némesis encontraron en su etapa de mamá de estreno???

Anuncios

Escrito por

Mamá de dos niños y esposa, obsesionada con los detalles, los horarios, y la organización! Creo que la maternidad TIENE que ser divertida! Tenemos que aprender a tomar todo con humor para sobrevivir a este sube y baja emocionante!

Un comentario sobre “De Los Némesis De Toda Madre Primeriza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s