Que me cuenten la verdad

Tengo un niño de 3 años y uno de 1 mes. Sólo Dios sabe todas las horas de sueño que le debo a este cuerpito caribeño.
Y es que conforme pasa el tiempo y voy experimentando una vez más todo esto de ser la madre de un recién nacido…me pongo a pensar en todas las veces en las que he conversado con una mamá y hemos hablado sobre la maternidad y me han dicho “es lo más hermoso de la vida”…”no hay nada más bonito”… AMIGAS…sé que esto es verdad. Sé que no me han estado mintiendo todo este tiempo… PERO han omitido grandes cosas aquí y me rehúso a pasarlas por alto.
Cuando alguna amiga me pregunta cómo es ser mamá, claramente les cuento lo mucho que amo a mis hijos, lo feliz que soy siendo mamá, hasta te conviertes en una mejor persona! Quieres ser un ejemplo para tus hijos, quieres protegerlos de todo mal y te conviertes en una leona…en fin. Les cuento todo… y con TODO me refiero también a contarles lo #NoTanBonito de la maternidad.

FullSizeRender

Porque hay cosas que no son para nada poéticas de las que nadie habla y no entiendo por qué. No sé en qué momento nos hemos obligado a nosotras mismas a ser un ejemplo de perfección de ser humano, donde nosotras mismas nos forzamos a callar las frustraciones y malos ratos que también conlleva la maternidad…No sé en qué momento comenzamos a hacernos tanto daño y pegarnos balazos en el pie nosotras mismas. Yo, muy suelta de huesos, te cuento el cuento COMPLETITO. Te cuento lo bueno y lo malo, y con eso ya tomarás una decisión informada y bien pensada jajaja (tranquila, no pretendo que uses esta lista como método anticonceptivo…es sólo informativo jaja)

Aquí vamos:

  • Dar a luz duele. El parto vaginal duele. Las contracciones duelen. Y si no te duelen, déjame decirte que eres casi un extraterrestre jajaja Si das a luz por cesárea duele también. Es una operación. CLARO que duele. Aún así, luego de haber pasado todo esto, algunas personas tendrán el descaro de decirte “Fue natural o cesárea?”…NATURAL? Ambas son naturales. Estoy trayendo un niño al mundo. Asumo que lo que querías preguntar es si tuvieron que operarme o no. Ambas cosas cuestan, duelen y valen la pena. Desde ya somos heroínas por pasar por eso.
  • Un recién nacido duerme poco. Muy poco. No duerme como tú. Jamás.
    Hay mamás que tienen la suerte o no sé, de que nos cuentan que sus hijos duermen toda la noche desde el día 1. Bueno. Esto no te va a a pasar a ti. Olvídate de eso. No será tu historia. Esos niños son como unicornios.
    Lo normal será de que te levantes cada dos horas los primeros dos meses, quizás al tercer mes te levantes cada 4 o quizás tengas un poco más de suerte y en realidad desde el 3er o 4to mes puedas dormir 5 horas en la noche. Si es así, date de golpes en el pecho. Te has sacado la lotería.
  • Un recién nacido llora. Y mucho. Llora porque tiene gases, llora porque tiene el pañal mojado o porque tiene pufi en el pañal, llora porque tiene hambre, llora porque tiene frío, llora porque quiere a su mamá, etc etc etc. Es su única manera de comunicarse. Esto te va a pasar de vueltas quizás, pero es lo que hay. No va a pasar nada porque esté llorando, sólo tienes que averiguar por qué es jajaja Cuando lo hagas, parará de llorar y listo. Es así de sencillo. No te marees. Sólo ponte manos a la obra y comienza a averiguar qué puede ser jajaja
  • La lactancia no siempre es placentera. Muchas veces termina doliendo por X motivo (mal agarre o lo que sea). Desde estar cansada hasta la incomodidad de que las tetas se te llenen de leche. Todo el mundo te dice que #BreastIsBest…cada vez que escucho esto me quiero meter un balazo en la sien. Vas a ejercer una presión terrible sobre ti por darle teta. No desesperes. Todo pasa. Eventualmente lo que dolió, dejará de doler. Y si no quieres dar teta, está bien. A mi primer hijo sólo le di pocos días y sigue vivo y contra todo pronóstico tiene dos brazos y dos piernas y las usa a la perfección. Sobrevivió a la temible y satanizada fórmula.

    IMG_3120

  • Tú tienes las tetas. Si optaste por dar de lactar, esta es una verdad que no vas a poder cambiar. Y por más que quieras, la que provee el alimento eres tú jajaja Así que  la que si o si tiene que levantarse cada dos horas o lo que sea, eres tú. Te van a dar rabia todos (esto me pasa a mi jajaja) pero eventualmente lo superarás. Cuando puedas quitarte leche y ponerla en biberón, tendrás un poco más de libertad…pero hasta que eso llegue, digamos que la parte más importante depende de ti jaja
  • Vas a mirarlo dormir. y NO. Calma. Esto tampoco es por un tema romántico y dulce. Vas a terminar mirándolo dormir en vez de aprovechar en dormir tú…porque vas a tener miedo de todo. ¿Está respirando? ¿Esos sonidos son normales? No le saqué todo el chanchito! ¿Dormirá tranquilo? Lo que me lleva a…
  • Los chanchitos. No siempre salen. O pueden demorarse horas (si, leíste bien…HORAS) es salir. Vas a cargarlo tú, tu mamá, tu tía, la nana, tu esposo, hasta el guachimán…y el bendito chanchito sólo va a salir cuando le de la gana de salir. Es inútil pedirte paciencia…la vas a perder. Y ESTÁ BIEN. Estarás cansada…y el que te pidan sobarle la espalda a un niño cuando te estás cayendo a pedazos y sólo quieres dormir…es demasiado para pedírselo a alguien. Igual tienes que hacerlo. Así que #AguanteMamá.
  • Cacas y vómitos por todos lados. Por favor no te vistas de lujo para dar el biberón o para cambiar pañales. Con tu ropita de diario estas perfecta. Lo más probable es que termines embarrada de algo. Y ESTÁ BIEN. Todos estamos aprendiendo aquí. Nadie es un experto en cambiar pañales y lo usual es que a los bebés se les devuelva un poco la leche. Todo es normal. No es magnífico, no es lo más sublime del mundo. Pero es parte de tener un bebé con nosotros.
    IMG_3242
  • Depresión. Si, lo dije. Puedes desarrollar una depresión post parto. Existe. No me tiren piedras. Nunca entenderé por qué nadie habla de esto. No todas las depresiones duran lo mismo o son igual de intensas. Hay algunas pequeñas, poco intensas pero igual te marcan…son conocidas como los Baby Blues. Hay otras que son intensas y necesitas medicación. Sea cual fuere la que te toque, la que termine por acompañarte, no renuncies, no te des por vencida. No sólo por tus hijos, tu familia…sobretodo POR TI. Yo jamás me había deprimido en mi vida hasta que pasé por la depresión post parto. No se lo deseo a nadie, pero es algo real y es algo de lo que DEBEMOS conversar con otras mamás y futuras mamás. Cuidémonos entre nosotras.
  • Tu matrimonio se pone sobre la mesa. Un hijo llega a la vida de sus papás a poner todo de cabeza. O te subes a la ola o la ola te revuelca. O tu matrimonio se hace infinitamente más fuerte o van a pasar momentos críticos. Así es. Y es normal. No es que tu matrimonio sea malo o no sea tan bueno… o ustedes sean un par de anormales. Todos los matrimonios pasamos por lo mismo. Hay mucho stress, mucho cansancio, todos tienen las mejores intenciones y no siempre sale todo bien. Sólo queda amarse mucho, disculparse muchas cosas y entenderse el uno al otro. No es sencillo, pero vamos que vale la pena intentarlo.
  • Tu cuerpo no es el mismo. Si pensabas dar a luz y que se te vaya la panza…estás pidiendo algo imposible. Y si lo logras, vuelvo a repetir que eres un unicornio de la maternidad jajaja Lo usual es que sigas teniendo la panza. Que la forma de tu cuerpo haya cambiado. Asúmelo con hidalguía y comienza un plan de alimentación decente jajaj es todo lo que puedo aconsejarte. Te demoraste 9 meses en tener este nuevo cuerpo…no esperes que en 9 días todo vuelva a la normalidad.

 

LEJOS de querer incomodarte o querer desanimarte de tener 1, 2 o 17 hijos… Creo que es BÁSICO que sepas tanto lo lindo como lo no tan lindo. Que sepas que habrán noches en vela, que sepas que habrán fiebres, llantos, ronquidos (no tuyos, claro, jajaja), habrá cansancio, habrá desánimo, habrá quizás hasta desesperación. Habrá de todo. Y cuando digo todo…también me refiero a que habrán muchas lagrimas de felicidad…lágrimas de no creer como tú pudiste crear algo tan perfecto, cómo esa cosa tan chiquitita salió de ti y ahora habla y corre solo…Habrán abrazos eternos, habrán películas en la cama y besos de buenas noches. Habrán “te amo”´s en exceso y te acostarás cada noche pensando que tienes todo lo que siempre quisiste.
Todo eso vas a tenerlo. Eventualmente. Aunque al principio te toquen noches eternas…todo tiene su recompensa.

Y te lo digo yo…que estoy pasando todo esto nuevamente con mi hijo menor. Que volví a las noches eternas de cansancio y las ojeras hasta el suelo…pero también he conocido que todo esto vale la pena…porque vivo con mi hijo mayor las películas, los abrazos, los besos y los te amo´s.

Todas las cosas hermosas, cuestan. Sangre, sudor y lágrimas. Pero lo valen. Sobretodo nuestros hijos…que no sólo valen la pena…ellos mas bien…valen LA ALEGRÍA.

IMG_3130

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Escrito por

Mamá de dos niños y esposa, obsesionada con los detalles, los horarios, y la organización! Creo que la maternidad TIENE que ser divertida! Tenemos que aprender a tomar todo con humor para sobrevivir a este sube y baja emocionante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s