Cuando me lleva el chanfle

Me cuesta reconocerlo. Quisiera reconocerme de otra manera. Pero con vergüenza admito que en casa me tienen terror.

Siempre hay un papá que es quien dicta la reglas, pues esa soy yo. Soy la que castiga, la que levanta a veces la voz (o quizás es que a veces no la levanto). Siempre termino con la misma frase “tienes 3 segundos para xxxx… Uno… Dos…”. No sé qué haría si algún día me toca llegar a tres. Por ahora no ha pasado.

No han sido pocas las veces en las que he escuchado “Le voy a decir a tu mamá”…o “apúrate entonces, porque si no viene tu mamá”. Soy el castigo. Soy el CUCO.

Siempre he sido renegona. Pero desde que mi hijo mayor cumplió los 3 años y en su boca tiene a la orden del día un “PERO…”…desde ahí la situación ya me supera.

– “Vamos a bañarte amor”
– “PERO…por qué me tengo que bañar si no quiero”.
– “Vamos por favor, ya es tarde amor”.
– “No voy a ir. No me voy a bañar”.
– “Te he dicho que vamos…párate por favor”
– “Qué tal si mejor me baño mañana”
…20 minutos después…
– “QUE NOS VAMOS A BAÑAR EN ESTE INSTANTE!!!”

Y así rompo por enésima vez la promesa que me hice esa misma mañana de no volver a levantar la voz, de practicar la empatía, de ponerme en los zapatos de mi hijo, de ser peace&love y de llevar la fiesta en paz.

IMPOSIBLE. Es lo que voy pensando. Imposible no levantar la voz. Imposible no molestarme con mi esposo por no ser él el ogro en la casa y decirle que se lleva la parte más fácil. Yo también quiero ser la mamá que juega y que es divertida. Pero NO. Los niños necesitan bañarse, comer, ordenar los juguetes y mirar menos televisión. Así que esa soy yo. La que siempre dice “no”. La que dice que es hora de bañarse. La que arruina la diversión y manda a guardar los super héroes.

Pasan las horas. Y voy pensando ya con más calma. No es culpa de nadie.
Ni de mis hijos. Ni de mi esposo. Ni mía. No es culpa de nadie.

¿Por qué un niño querría dejar de jugar e ir a bañarse? ¿Quién se muere por meterse a la ducha a los 3 años?
¿Por qué mi esposo quisiera imponer reglas cuando la pasa tan bien jugando con su hijo luego de un arduo día de trabajo?
Soy yo. Ya me he olvidado lo que es ser niña. Lo que es querer jugar hasta quedarme dormida. Me he olvidado lo divertido que es ver a mi papá llegar a casa y abrazarlo con muchas fuerzas y sacar todos mis juguetes para hacerlo parte de mi mundo.
Me he olvidado lo que es ser la mamá divertida y que mi hijo se me cuelgue de la pierna pidiéndome no parar de jugar. Me he olvidado que después de trabajar tan duro en la oficina, lo ideal es llegar a casa a relajarme con los míos.

Lo he olvidado todo.

Soy yo la que ha caído en la trampa del día a día, de los horarios. Soy yo la que quiere un salón ordenado, los pantalones y polos limpios, y los platos vacíos después de cada comida. Soy yo contra mi misma. Y esto tiene que parar.

Mamá reniega siempre. Y he vuelto a mi hijo un renegón también. Pero ya no más.

Voy a hacer mi mejor esfuerzo. Voy a dar TODO de mi. Llegaré a casa cansada (a quién quiero mentirle jajaja no llego llena de energía), pero ellos van a ser mi mejor redbull. Todo el trabajo que hago fuera de casa es para ellos…no tengo que perder ese norte. El tiempo que paso con ellos, no es el que quisiera…es estúpido estarlo desperdiciando estando de mal humor.
Los niños, niños son. Tengo que disfrutarlo. Disfrutar sus preguntas, sus cuestionamientos, sus tanteos de autoridad. Sus dudas existenciales. Su crecer de un día para otro.

Quiero que cuando mi hijo sea mayor, piense en sus momentos conmigo y sonría. Y recuerde los juegos, recuerde cómo nos reíamos mientras lo bañaba. Quiero que piense que se divirtió mucho las pocas horas que nos tocaban pasar juntos de lunes a viernes y que no podía esperar a que amaneciera para jugar juntos el sábado y el domingo.

Cuánto perdemos al hacernos grandes. Cuántas sonrisas nos faltan.

Pero ya no más hijito. Déjame ser niña de nuevo como tú.  (Pero igual te tienes que bañar)

 

juego

 

 

Anuncios

Escrito por

Mamá de dos niños y esposa, obsesionada con los detalles, los horarios, y la organización! Creo que la maternidad TIENE que ser divertida! Tenemos que aprender a tomar todo con humor para sobrevivir a este sube y baja emocionante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s